El Celta de Vigo ha confirmado la petición de Santi Mina para su reincorporación a los entrenamientos de pretemporada mientras espera el veredicto de apelación de su primera pena de prisión.

En mayo, el Celta retiró a Mina “temporalmente” de la plantilla del primer equipo a la espera de un procedimiento disciplinario después de que el delantero fuera condenado a cuatro años de prisión por abusar sexualmente de una mujer.

El delantero fue condenado cuando la Sección Tercera de los Juzgados de Instrucción de Almería dictó sentencia en relación con un incidente del 18 de junio de 2017.

El representante legal de Mina confirmó en su momento que apelaría la decisión. En un comunicado recogido por EFE, citan “grandes errores en la valoración de las pruebas realizadas y por tanto de los hechos ocurridos”.

El Celta confirmó entonces la condena del tribunal y anunció la apertura de un expediente disciplinario contra Mina, aunque siguió respetando “el derecho de defensa del jugador” ante su recurso.

En un comunicado difundido este lunes, el club de LaLiga confirmó que Mina y su representante le instaron a restituirle y reiteró que respetan su derecho de recurso.

“A través de un fax de despacho, el RC Celta [allow the player to] Únase a las sesiones de entrenamiento del equipo de inmediato”, dice el comunicado. “Entonces, en este caso, el club se ve obligado a aceptar la presencia del jugador desde ese momento en las reuniones preparatorias, dentro de los tiempos establecidos…”.

Si bien Mina rechazó una transferencia al extranjero, Celta también planteó la posibilidad de emprender acciones legales si su apelación falla.

El RC Celta se reserva el derecho a reclamar cualquier perjuicio que la conducta del jugador cause a la empresa, tanto a nivel económico como para la imagen del club, y hoy respeta su derecho de recurso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.