El periodista Daniel Austin ha invertido mucho tiempo y esfuerzo para descubrir la verdad sobre lo que sucedió antes, durante y después de la final de la Champions League el 28 de mayo en Saint-Denis. El ministro del Interior francés, Gerald Darmanin, y la ministra de Deportes, Amelie Oudea-Castera, se apresuraron a señalar con el dedo a las personas que habían venido a apoyar al Liverpool de una manera inquietantemente parecida a las mentiras que cierto periódico había difundido sobre el desastre de Hillsborough en 1989.

Ahora, sin embargo, la verdad ha sido revelada oficialmente y aquellos que intentaron culpar a lo que vieron como una multitud extranjera sin rostro ya no pueden esconderse detrás de sus mentiras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.