METROEl fútbol mexicano ha sido manchado por los ultras de Querétaro y Atlas, ha habido varios heridos y muchos presuntos muertos, aún por confirmar las autoridades locales. Aunque la liga usó al Comisionado MX Múltiples sanciones por el liderazgo de Querétaro y la obligó a vender la franquicia en 5 años. Pero el problema central no se abordó como se esperaba. Querétaro Ultras fueron los únicos que no fueron prohibidos en ningún estadio de México. Sin embargo, esta medida aún no resuelve el verdadero problema que enfrenta el fútbol mexicano desde hace décadas. Ultras de todos los clubes del país han logrado asumir uno de los pasatiempos más populares de México. Por temor a una experiencia traumática como la del sábado pasado, las familias ya no pueden visitar a su equipo de fútbol favorito. Con el “Clásico” del próximo fin de semana entre América y Chivas, ambos equipos han dado los primeros pasos importantes para acabar con la violencia en los estadios.

Chivas hace un anuncio importante para El Clásico.

A través de su sitio web oficial y cuentas de redes sociales, Chivas decidió prohibir a los Ultras de ambos equipos durante “El Clásico” y llenar esos lugares con niños de la Fundación Jorge Vergara y la Teletón Mexicana. Los Chivas Ultras son conocidos como “La Irreverente”, son los primeros Ultras en ser prohibidos en un estadio de fútbol mexicano por su propio club. Conocidos como “La Monumental”, los ultras de América a menudo chocan con grupos rivales de Pumas, Chivas y Cruz Azul. Debido a lo complicado de la situación, Chivas tomó esta decisión unilateral y pidió a todas las familias en el Akron Stadium que se vistieran de blanco para enviar un mensaje. La violencia ya no se tolera en la Liga MX, pero este tipo de decisiones debe tomarlas la propia liga.

Lo que no hace el comisionado de la Liga MX es lo que vienen haciendo todas las grandes ligas de Europa desde hace casi 30 años. En países como Italia, España o Inglaterra, todos los Ultras son conocidos por las autoridades y son monitoreados de cerca. Cuando estalla una pelea, son los primeros en caer. Chivas ya lo está haciendo con sus propios ultras ‘Irreverentes’, todos están identificados por el club y se están comportando correctamente desde hace poco tiempo. El problema con esto es que el resto de los Ultras de diferentes equipos no tienen el mismo nivel de control sobre su propia gente. Chivas y América dan el primer paso, pero ¿quién sigue?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.