yoParece que el fútbol mexicano no ha aprendido nada de la violencia en las gradas tras los lamentables hechos que han ocurrido en el balompié Estadio Corregidora A principios de marzo. Esta tarde, al final de Liga MXCruz Azul vs San Luis juego en el Estadio Aztecaun grupo de hinchas, al parecer todos cementeros, irrumpió a la salida de uno de los túneles del estadio.

La derrota de Cruz Azul enciende a la afición

Las imágenes fueron captadas en video y compartidas en las redes sociales. Las imágenes muestran fanáticos sangrientos y otros tendidos en el suelo mientras eran separados por la policía presente en el estadio.

Según varias publicaciones en redes sociales, la pelea se suscitó entre Aficionados de Cruz Azulfrustrada por la derrota de su equipo ante la sintonizadorlo que los colocó sextos en general por un juego antes del final de la temporada regular.

La pelea comenzó en el Túnel 9 del estadio y se extendió desde allí hasta el Pabellón Norte, donde se sumaron más aficionados. Algunos trataron de intervenir para detener la golpiza y dijeron a los manifestantes que las mujeres y los niños podían resultar heridos.

La trifulca duró varios minutos y varios aficionados tenían sangre en el rostro y la camiseta y algunos terminó con el enfrentamiento con la policíaquien trató de calmarla y evacuarla del edificio.

Cánticos homófobos y la presencia de “Barras Bravas” en el estadio

El único gol del partido lo marcó ricardo chvezquien recibió un pase largo de juan murillo y golpeó con el pie izquierdo.

Horas antes del partido se había confirmado que la hinchada celeste podría sumarse al equipo y al finalizar el partido se escucharon cánticos homófobos en las gradas “Fuera Reynoso” (Reynoso Fuera) también se cantaba.

En otras palabras, los esfuerzos de la liga para sacar a las Barras de los estadios encontraron la oposición de la directiva de Cruz Azul, a pesar de que su club de fans no tenía ninguno. historia violenta.

Con los gritos desde las gradas, inmediatamente se movilizó la seguridad del estadio para prevenir cualquier acto de violencia. El cántico homofóbico contra el arquero argentino, marcelo barovero, se escuchó a pesar de que se superpuso al ruido local. A pesar de esto, la policía sacó a algunos fanáticos de las gradas porque causaron problemas entre los aficionados. Parece que esto pudo haber sido el catalizador de la pelea.

Es decir, todas estas irregularidades podrían acarrear una sanción económica a la directiva e incluso la prohibición del estadio.

La “Barra Brava” de Cruz Azul regresó al estadio después de los dos partidos en casa de su equipo, donde fueron suspendidos como resultado de la pelea en el Estadio Corregidora, donde todos los grupos de porristas fueron prohibidos en sus respectivos estadios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.