México y Ecuador se enfrentaron en un amistoso en el Soldier Field de Chicago. Efectivamente MartinoEl equipo ha mejorado ligeramente en comparación con el partido contra Uruguay, pero todavía les faltan los toques finales y no han marcado en más de 200 minutos desde la clasificación de CONCACAF. Catar 2022. Todo acabó en empate sin goles y con Tecatito Corona lesionado.

México salió a la cancha campo de soldado con el objetivo de mejorar lo que estaban haciendo al respecto Uruguay venció 3-0, y ahora el rival era de un estilo similar: Ecuador, un equipo sudamericano que tiene algo parecido a los Charras.

Tata Martino no encuentra soluciones a los problemas

Tata Martino hizo algunos cambios en el once inicial, pero sobre todo en la postura táctica, ya que ahora jugaba con el 4-3-3 en lugar del 5-2-3, por lo que el Se ha mejorado el rendimiento tricolor. temporalmente en el Soldier Field de Chicago.

En los primeros minutos, las bandas mexicanas se lanzaron a la ofensiva, generando algunos centros peligrosos, pero Tecatito Corona y Raúl Jiménez no fueron muy precisos en sus toques finales.

Corona hizo uno de sus movimientos habituales. gastos de envíoy ahora con Sevillaya que superó a dos defensores y mandó un centro que completó Jiménez pero el balón se fue desviado y los aztecas aún no encontraban el arco.

Dolorosa lesión de Jess Corona

La gran habilidad de Jess Corona causó caos en la defensa ecuatoriana y recibió una fuerte falta de este Carlos Gruezoque lesionó al sevillista y tras unos minutos intentando permanecer en el campo fue sustituido por lesión.

México tuvo muchas más ocasiones con múltiples centros y jugó el mano a mano contra un Ecuador que tiene hombres muy rápidos desde las tres cuartas partes del campo en la delantera, pero los laterales del Tricolor salieron tambaleándose para dejar su huella.

Un partido reñido y con poca emoción

Ecuador jugó muy bien desde el mediocampo hasta la defensa y los mexicanos no encontraron espacios por lo que circularon mucho el balón e incluso enviaron algunos centros que podían hacer daño pero Alejandro DomínguezEl portero ecuatoriano no tuvo mucho trabajo en los últimos 45 minutos.

Jess Gallardo Fue uno de los mejores jugadores del Tata Martino, y sus grandes pases por la izquierda fueron buenos para el ataque tricolor, aunque faltaban los remates. A Ecuador también le faltó por los flancos, y fue la velocidad de Gonzalo Plata y Romario Ibarra buscó las cruces.

Las faltas estallaron en todo el campo en los minutos finales y los fanáticos pitaron a la selección de México cuando regresaba al vestuario.

Cánticos discriminatorios aparecieron en Soldier Field

Eran los últimos 10 minutos en Chicago y una falta manifiesta, sancionada como penalti por la afición, provocó el enfado de la multitud y todo acabó con el grito de “putodesde la grada y el colegiado detuvo el juego para activar el protocolo antidiscriminatorio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.