La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) dice que 15 jugadoras dejarán el equipo nacional femenino debido al impacto en su “estado emocional” y “salud” mientras Jorge Vilda permanece como entrenador.

Vilda tiene un acuerdo para permanecer como entrenador hasta 2024 y el presidente de la RFEF, Luis Rubiales, aún no ha despedido al jefe a pesar de los llamados a su destitución a principios de septiembre.

Una selección de jugadoras españolas ha enviado ahora un correo electrónico a la RFEF negándose a jugar hasta que se “revoque” la decisión de quedarse con Vilda por una situación que afecta a su “estado emocional” y “salud”.

A pesar de la aparente insatisfacción con Vilda, su equipo ya se clasificó para la Copa del Mundo del próximo año.

Sin embargo, un número importante de jugadores españoles se han negado a jugar mientras él permanezca como entrenador.

La RFEF ha respondido que los jugadores, que no son nombrados, no recibirán otra convocatoria hasta que “se den cuenta de su error y despropósito”.

“La RFEF no permitirá que los jugadores cuestionen la continuidad del seleccionador nacional y su cuerpo técnico ya que estas decisiones no están dentro de su competencia”, dice el comunicado.

“La federación no permitirá ninguna presión de los jugadores a la hora de tomar medidas deportivas. Este tipo de maniobra dista mucho de ser ejemplar y ajena a los valores del fútbol y del deporte y nociva.

“De acuerdo con la legislación española vigente, la no participación en la convocatoria de una selección nacional se considera una falta muy grave y se sanciona con dos a cinco años de inhabilitación”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.